Site menu:

 

En Twitter

Follow Me on Twitter

Powered by Twitter Tools

En Flickr

Mi photostream »

En Tumblr

  • Las cosas que posteo en Tumblr aparecen en el blog automáticamente.
Mi tumblelog »

En mi RSS

Buscador

Cajonera

Últimos posts

Últimos comentarios

mayo 2017
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Tags

Amapolas Torcidas

Otros amigos

Y os recomiendo...

Volátil


Yo te miro celoso, vigilante
de cada gesto tuyo,
cada objeto que tocas y conviertes en lluvia,
mientras pienso en tu sombra,
el vértigo que siento ante tus párpados
o el hueco que tus sueños me dejan en la almohada.
— “El encuentro”
 
El hueco que tus sueños me dejan en la almohada
me habla de cada línea que no te escribí nunca,
de meses que pasaron en tu búsqueda cíclica,
de pérdida y fracaso, de calidad de sombra.
 
La esquina que aún ocupan tus desnudos ausentes
vibra y pulsa rebelde bajo telas de araña,
sin un solo asidero, tan ajena a mis manos
como hierba marchita que ya no será bosque.
 
Tal vez no sea momento para reconocerme
en el molde de forja de todo lo que fuiste,
en la escena sin rumbo que tu falta dibuja.
 
Pero asomarse al borde prohibido del pasado
cuando sólo la piedra recibe mis caricias
es un desliz que a veces me perdona la noche.
 
18 de abril de 2010

La belleza en mi interior [Traducción: City of Blinding Lights, U2]

Esta canción, una de mis favoritas de U2 (si no la que más), va para Dani y Alejandra. Porque se van a la ciudad de la luz cegadora, porque se echan de menos cuando no están juntos, para que el tiempo no les fuerce a crecer y para que nunca dejen de ser tan hermosos como anoche. ¡Felicidades!

Leer más »

La ruta del día

Mi noble corcel.

Mi noble corcel.

Hoy he aprovechado el buen día que hacía y me he bajado a dar una vuelta, que siempre está bien tomar el aire 😛 En principio el plan era salir al río a leer un rato y a echar fotos. Al final, aunque he acabado por no ponerme a leer (ahora me pondré un ratillo antes de acostarme con The Girl who Played with Fire), sí que he explotado bastante la cámara (una EOS 350D obtenida a muy buen precio :P), que todavía tengo en proceso de rodaje, y he tirado bastantes millas (17 km, para ser exactos, aunque, claro está, me los he hecho en bici). Leer más »

Delta

Te pido que me dejes comprenderte
e intentes comprender lo que pretendo.
Sabes el nombre de lo que me mueve.
— “Ven” [Sobre las Aguas]

Sabes el nombre de lo que me mueve
y sabes que no ofrezco demasiado;
pero también que no me guardo nada
y que me arrojo a ti sin más reservas.

Sabes que existe un pulso que nos une
y que repite al cielo nuestros nombres,
tan simple como absurdo, inconveniente,
pero, a pesar de todo, inevitable.

Contigo soy tan frágil como el hielo,
como la hoja prendida del otoño,
y vengo a que me cuides o me rompas
con el filo herrumbroso de tu olvido;

igual que la marea que me circunda,
con el roce más leve de tus dedos
puedes bañarme en cálidas bahías
o impulsar la galerna destructora.

Me sumerjo en el mar para esperarte,
abjuro de nadar y de la costa.
Sabes el nombre de lo que me mueve:
dependerá de ti si creo en el agua.

1 de abril de 2010

Por palabras

Por palabras

(Poema sobre ruedas)

Tú: si eras tú la chica
que subió al autobús hace unos jueves,
una tarde, en el campus de Cartuja;
si bajaste tal vez en Nervión Plaza
—yo lo hice dos o tres paradas antes—
y si eras la que estaba
hablando de esa fiesta a la que ibas
y de cómo volvías
el Viernes a tu casa para el fin de semana:
yo era ese que no hacía
nada más que mirarte
con mi cara de tonto y con las ganas
de arrancarte siquiera
una sonrisa.

Después de dos semanas
de dibujar tu sombra en cada esquina
pensé ya estar curado de tu imagen;
pero hoy he estado tres cuartos de hora
capeando el diluvio en Plaza Nueva
y en vez de andar rogando que escampara
tan solo quería verte subir las escaleras,
hermosa y sin paraguas
con el pelo mojado, y que vinieras
a compartir escalinata y frío.
El repicar del agua en cada charco
me repetía tu nombre:
ese que no conozco y sin embargo
me será familiar en cuanto oiga.
Sin ti la lluvia no tiene sentido
y por eso te mando este mensaje.

Llevabas tu camisa
a cuadraditos (negro, azul marino),
una pulsera hecha de colores redondos
como quien ha ensartado Lacasitos,
hablabas con tu amiga
con ganas de adoptarla como propia
y cuando te alejabas en tu asiento
—más o menos al centro del C1—
sentí que te llevabas un hilo de mi ropa.
Si esto llega a tus ojos, no dudes en llamarme.
Tal vez
tengamos algo
de que hablar.

29 de marzo de 2010

La respuesta

Esta semana me he acordado de este pequeño poema, escrito hace casi exactamente siete años (ya ha llovido) en alguna clase especialmente aburrida, por una de esas curiosas casualidades que se dan de vez en cuando. Debo decir que la mayor parte de mis poemas, sobre todo los que son relativamente más recientes (a partir de 2000, más o menos), tienen algún tipo de historia detrás, y este no es ninguna excepción. Una historia probablemente bastante común para todos los mortales, desde luego, pero una historia al fin y al cabo.

La respuesta

Hoy vengo a tu horizonte
derrotado y tranquilo. En la maleta
sólo quedan cenizas,
el vértigo cobarde de la huida.
Antes hubo una senda, pero ya no hay excusa
para esta noche pálida,
no tengo más tesoro que este sitio que ocupo
y te ofrezco mi cuerpo
para que tus palabras lo desnuden.
Ya no me invade el miedo, quiero verme,
quiero mirar mi rostro
reflejado en tu espejo;
enfrentarme a mi imagen
cuando me la devuelvas
a través de tus ojos,
detrás de tus pupilas, en la blanca
llanura de tus pasos,
sutil, aterradora o refulgente
como este eclipse mutuo,
esta confesión cierta
de lo que soy contigo.

10 y 11 de Marzo de 2003

Leer más »

Clown [5×100]

Esta historia es parte de 5x100. (+ info)

Hoy voy a contaros una historia triste. Qué le voy a hacer, será el día; esta maldita lluvia me arrastra a la melancolía, como si su martilleo sobre los cristales fuese una última burla de mis lágrimas falsas de payaso. Cuando estás sobre el escenario, aunque sea el del circo, vives en una dimensión separada y paralela; dejas de ser tú mismo para prestarle tu cuerpo y tu rostro a un papel, a un fantasma que no existe más que en la contínua repetición de un mismo número. Pero, aunque casi nadie se pare a pensarlo, debajo de ese vidrio mojado que es la apariencia hay muchas otras cosas, cosas que a veces te impulsan a seguir adelante a pesar de todo y que a veces te muerden tan fuerte que únicamente te quedan las ganas de huir. Yo tengo varias máscaras que vestir, según se de el día: la máscara que me pongo mientras actúo, con su maquillaje exagerado; esa máscara de hombre huraño que me acompaña casi todo el resto del tiempo; o, como ahora, una máscara de borracho de bar que apura una copa tras otra. Pero hubo un tiempo y un lugar en el que tuve rostros mejores, de persona feliz: de alguien que se siente capaz de amar.
Leer más »

Rompiendo espejos [Traducción: High and Dry, de Radiohead]

De vuelta después de un buen rato de inactividad con una de esas canciones que me tocan la fibra sensible: High and Dry, de Radiohead. Letra, traducción, algunas cosas interesantes y otra versión after the break, como siempre.


Leer más »