Site menu:

 

En Twitter

Follow Me on Twitter

Powered by Twitter Tools

En Flickr

Mi photostream »

En Tumblr

  • Las cosas que posteo en Tumblr aparecen en el blog automáticamente.
Mi tumblelog »

En mi RSS

Buscador

Cajonera

Últimos posts

Últimos comentarios

octubre 2008
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Tags

Amapolas Torcidas

Otros amigos

Y os recomiendo...

Un signo al oeste

The Turn of a Friendly Card, canción de Alan Parsons Project. Letra, traducción (el título es difícil de traducir sin que suene estúpido xD) y algunas curiosidades al final del post.


The turn of a friendly card

The Alan Parsons Project

There are unsmiling faces and bright plastic chains
And a wheel in perpetual motion
And they follow the races and pay out the gains
With no show of an outward emotion

And they think it will make their lives easier
For God knows up till now it’s been hard
But the game never ends when your whole world depends
On the turn of a friendly card
No the game never ends when your whole world depends
On the turn of a friendly card

There’s a sign in the desert that lies to the west
Where you can’t tell the night from the sunrise
And not all the king’s horses and all the king’s men
Have prevented the fall of the unwise

And they think it will make their lives easier
For God knows up till now it’s been hard
But the game never ends when your whole world depends
On the turn of a friendly card
No the game never ends when your whole world depends
On the turn of a friendly card

But a pilgrim must follow in search of a shrine
As he enters inside the cathedral…

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

Que salgan bien las cartas

Hay caras que no sonríen, y brillantes cadenas de plástico
Y una rueda en perpetuo movimiento
Y siguen las carreras y pagan las ganancias
Sin mostrar al mundo emoción alguna

Y creen que eso hará sus vidas más fáciles,
porque Dios sabe que hasta ahora ha sido duro;
pero el juego nunca acaba cuando toda tu vida depende
de que salga una carta favorable
No, el juego nunca acaba cuando toda tu vida depende
de que salga una carta favorable

Hay un signo en el desierto que se encuentra al oeste
donde noche y amanecer se confunden
Y ni todos los caballos del rey ni todos los hombres del rey
han evitado la caída de los insensatos

Y creen que eso hará sus vidas más fáciles,
porque Dios sabe que hasta ahora ha sido duro;
pero el juego nunca acaba cuando toda tu vida depende
de que salga una carta favorable
No, el juego nunca acaba cuando toda tu vida depende
de que salga una carta favorable

Pero un peregrino debe continuar su búsqueda de santuarios
Mientras entra en la catedral…

Algunas curiosidades:

  • Esta canción pertenece a un álbum homónimo que versa sobre los juegos de azar, y que, a grandes rasgos, cuenta la historia de un hombre de mediana edad que lo pierde todo jugando en un casino.
  • El título significa literalmente “la vuelta de una carta amiga” (“vuelta” no como en “regreso”, sino como en “girar” o “poner boca arriba”). “The turn of a friendly card” sería el acto en el que a uno le dan una carta que le viene bien. Muy probablemente se refiere al Blackjack, en el que las cartas se van repartiendo boca arriba sobre la mesa.
  • La “rueda en perpetuo movimiento” es la ruleta del casino.
  • Las “cadenas de plástico brillante” pueden ser las fichas del casino: son de plástico, son brillantes y “atrapan” en el juego. Se dice, y parece lógico, que resulta más fácil apostarse fichas que dinero en metálico, aunque una y otro sean equivalentes en la práctica.
  • La referencia a la inexpresividad que se hace al principio de la canción puede referirse a “poner cara de póker”, o bien al hecho de que los croupiers no son partícipes de la emoción del juego, sino simples jueces del mismo.
  • El “signo en el desierto” tiene toda la pinta de ser Las Vegas, por su localización (en el desierto de Nevada), por su ubicación al oeste de USA, y por lo de que no se distinguen la noche y el día (por los neones del Strip).
  • La referencia a los caballos del rey y a sus hombres es un guiño a la antigua adivinanza de Humpty Dumpty, y tiene que ver con el hecho de que si uno lo pierde todo jugando ya no puede recuperarlo.
  • En este contexto, los “peregrinos” son los jugadores que van compulsivamente de un casino a otro (las “catedrales” y “santuarios”).